lunes, 7 de marzo de 2016

viernes, 4 de marzo de 2016

Sol de otoño.


Tibio sol de otoño, que te filtras por los cristales.
Promesa de un tiempo mejor, consuelo de los días fríos
y de las tardes caducas y dormidas.
Cálido, sereno y confortable.
Con aroma a madera de roble, a papel y a café.
Calientas sin sofocar e iluminas sin cegar.
Así querría que fuera mi amor, como un tibio sol de otoño,
sin agobios, cálido, sereno y confortable.
Un calor que añores, en los gélidos días de invierno.

©Jesús J. Jambrina




jueves, 3 de marzo de 2016

He andado muchos caminos.


He andado muchos caminos,

he abierto muchas veredas;

he navegado en cien mares,
 
y atracado en cien riberas.


En todas partes he visto
 
caravanas de tristeza,

soberbios y melancólicos
 
borrachos de sombra negra,

y pedantones al paño

que miran, callan, y piensan

que saben, porque no beben
 
el vino de las tabernas.

 
Mala gente que camina

y va apestando la tierra...

Y en todas partes he visto

gentes que danzan o juegan,

cuando pueden, y laboran

sus cuatro palmos de tierra.
 

Nunca, si llegan a un sitio,

preguntan a dónde llegan.
 
Cuando caminan, cabalgan

a lomos de mula vieja,
 
y no conocen la prisa
 
ni aun en los días de fiesta.


Donde hay vino, beben vino;
 
donde no hay vino, agua fresca.

 
Son buenas gentes que viven,
 
laboran, pasan y sueñan,
 
y en un día como tantos,
 
descansan bajo la tierra.
 

Antonio Machado