lunes, 7 de septiembre de 2015

...que nadie se engañe...



RESUMEN DE LOS HECHOS
He hablado con la muerte por teléfono

y he recibido e-mails de amor que se borraron
sin dejar una lágrima de papel amarillo.
Nadie olvide los tiempos, pero nadie se engañe:
al final sólo importan el amor y la muerte.

Luis García Montero.